jueves, 15 de julio de 2010

CUENTO

Todo por Amor.
En un pueblo lejano llamado, “Zichom” vivía una joven llamada Ximena, que estaba eternamente enamorada de Manuel, un joven apuesto, que como era de esperarse traía hechas locas a muchas jovencitas de Zichom, pero el solo las hacia ilusionarse, porque el jamás tendría algo más con ellas, que no fuera solo una aventura.
En cambio Ximena una joven seria, y no muy popular, sabía la clase de hombre que era Manuel, por eso nunca le mostró señales de afecto o algo que se le pareciera aunque por dentro estuviera muriendo por el, solo su amistad podía ofrecerle.
Un día llego al pueblo una jovencita llamada Maritza, la cual era prima de una residente de Zichom. Maritza no tenía buena fama, ya que una ocasión se rumoro que les había quitado los novios a algunas jóvenes de donde ella provenía. Ximena al enterarse de que Maritza estaba en el pueblo, no le agrado, ya que sabía que Manuel tendría amoríos con ella.
Manuel al enterarse de que Maritza había llegado al pueblo se lanzo a buscarla, y la invito a dar un paseo por el río, estuvieron toda la tarde juntos poniéndose al tanto de sus vidas, al caer la noche regresaron cada quien a su casa, y en el camino a su casa, Manuel quiso pasar a saludar a Ximena y contarle su día, ya que para Manuel Ximena era muy buena amiga, y le contaba todo.
Ximena no le quedaba más que escucharle, aunque por dentro moría de coraje.
Y así siempre paso, el le contaba sus aventuras sin imaginar que Ximena estaba enamorada de el. Hasta que un día Manuel se dio cuenta que el quería a Ximena, ya que cuando estaba con ella se sentía muy bien y gozaba de su compañía y empezó a cortejarla, Ximena pensaba que se trataba de un juego ya que Manuel así se comportaba con todas y no le creía, aparte de que no quería ser una mas de su lista. Frustrado decidió buscar una manera de que Ximena se diera cuenta que lo que el decía era tan real como lo que sentía por ella, hasta que la encontró y poco a poco fue ganándose a Ximena. A ella le costaba creer que lo que estaba pasando era cierto, pero se sentía alagada al ver que Manuel estaba cambiando por ella, porque de verdad quería estar con ella. Hasta que un día Manuel le pidió a Ximena que fuera su novia, claro esta que Ximena acepto gracias a que ya había visto cambios en Manuel, y eso le daba la confianza de que se lo pedía seriamente. Así pasó el tiempo y todas en Zichom morían de envidia por que Manuel al fin tenía una relación seria con una joven. Pero a ella no le importaba lo que las demás jóvenes sintieran o hablaran de ella, Manuel estaba enamorado de ella nada más.
Un día a Manuel se le presento una oportunidad muy grande de irse del pueblo, le ofrecían un trabajo que el había anhelado desde pequeño, pero era una decisión difícil ya que tendría que olvidarse por completo de Ximena, y jamás la volvería a ver porque tampoco la podía llevar con el. Sin saber que hacer y con su gran sueño casi por cumplir, decide irse y no avisarle a nadie, pensó que eso seria bueno y no afectaría a nadie. Pero Ximena se entero de eso, y una noche antes de su partida fue a verlo por ultima ves, y a decirle que ella lo apoyaría en todo lo que el quisiera ya que lo amaba tanto que lo único que quería era verle feliz, así que se despidió y le dijo que solo el sabia que haría, ella se fue llorando todo el camino hasta su casa resignada a no volver a ver jamás a Manuel porque el deseaba mucho lo que le estaban ofreciendo. Al día siguiente no podía dejar de pensar que Manuel ya estaba en otra parte, teniendo una mejor vida. No salio de su cama y no hacia otra cosa mas que llorar, cuando de repente su mama le dijo que alguien había ido a verla que se había enterado de lo ocurrido y corrió a ver como estaba, y su gran sorpresa fue que era Manuel, estaba parado en la puerta de su casa ansioso de abrasarla y decirle cuanto la amaba. Fue una sorpresa para Ximena ver que no se había ido y lo primero que hizo fue preguntarle porque, a lo que el le contesto, que lo pensó mejor y que el quería estar toda su vida con ella y formar una familia, y si se iba no podría tener nada de eso, al oír eso Ximena le sonrío, lo beso, y lo abrazo como nunca. Con eso Ximena se dio cuenta de que Manuel en verdad era una persona diferente a la que ella había tratado antes, se dio cuenta que enserio la amaba tanto como el decía.
Manuel se sentía feliz de la decisión que tomo, y sin pensarlo dos veces fue a pedirle matrimonio a Ximena, ella acepto. Empezaron a planear todo para ese día en el que se unirían para siempre. Ese día Zichom estaría de fiesta, y así fue. Ximena y Manuel se casaron, Zichom estuvo presente, continuaron con su vida en ese lugar, tuvieron hijos y formaron una familia ejemplar que vivo feliz por mucho tiempo.

FIN

elaborado por: Scarleth Ruelas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada